Adoro hacer reportajes de boda, disfruto junto a mis parejas la emoción de esos momentos y poder convertirlos en imágenes para el recuerdo es algo único, pero hay veces que me apetece dejar volar la imaginación y tener total libertad para crear y fotografiar algo nuevo que aún no haya visto en ninguna boda real, y es entonces  cuando nace la idea de organizar una sesión editorial. Eso fue lo que nos ocurrió a mi gran amiga Diana Lacroix (Diario de Una Novia) y a mí el año pasado, y es que cuando empezamos a maquinar algo ella y yo tenemos mucho peligro jajaja.

En aquellos primeros momentos lo único que tuve claro era la persona que quería que fuese nuestra modelo, alguien con madera de artista, a quien la cámara quiere, con una presencia impactante y que yo sabía que tenía tantas ganas de colaborar en algo así conmigo como yo con ella. La elegida sería mi sobrina Mimi (Miriam para mí) últimamente más conocida como Lola Índigo.

Sabíamos que la cosa iba a estar complicada porque ella vivía en Madrid. Estaba estudiando y a la vez trabajaba como bailarina en el programa Got Talent. De hecho tuvimos que aplazar un par de veces la sesión hasta que finalmente encontró un hueco en su agenda y pudo bajar a Sevilla.

La cosa es que Diana y yo solo teníamos “asegurada” nuestra modelo principal, pero queríamos que la editorial tuviese una historia detrás. Entonces fue cuando a Diana se le ocurrió que ya que nuestra protagonista era bailarina podíamos basar la estética en el mundo del ballet, a partir de ahí nuestro tablero secreto de Pinterest echaba humo y fue entonces cuando vimos muy claro que necesitaríamos una segunda modelo y quién podría ser la candidata ideal. El siguiente paso a dar era saber si ella también quería formar parte de nuestro sueño. Entonces llamé por teléfono a mi amiga Alejandra y, sin darle muchas explicaciones para provocar su curiosidad, quedé en pasarme por su casa para contarles a ella y a su hija el proyecto que teníamos en mente y para el que necesitaba de su ayuda. Ninguna de las dos lo dudó ni un segundo y así fue como “fichamos” a nuestra pequeña modelo; la preciosa Carolina, que sin haber cumplido todavía los doce años lleva toda la vida haciendo ballet, porque ella lo mismo te baila, que te pinta, que te habla en inglés, francés o alemán, que graba y monta en vídeo cualquier historia inventada por ella. Toda una artista en potencia que en nuestra editorial encarna a una niña (casi adolescente) que adora el ballet y que jugando a disfrazarse un día se encuentra el velo de novia de su madre en un viejo baúl, por lo que empieza a soñar con su propia boda y a imaginar a su “yo” del futuro vestida de novia.

Nuestro proyecto ya tenía vida y forma, y nuestra ilusión subía como la espuma.

El estilo en principio partía de algo tan clásico como el ballet, pero esa estética tenía que crecer y evolucionar como lo haría esa niña soñadora. Por todo esto quisimos contar con los increíbles diseños de Ramón Herrerías, en los que él juega con capas y capas de tul con las que crea diseños actuales y rompedores. Nuestra bailarina-novia-princesa moderna era así, tal cual la imaginamos. Empezamos con el tutú y llegamos hasta la biker rosa porque creemos que en las bodas puede caber todo o casi y nos flipaba la idea de que una novia se pueda poner su chupa si siente frío entre baile y baile. Por cierto un agradecimiento muy especial a Mimi, no solo por su trabajo sino también por lo que tuvo que soportar ese día, que aún siendo ya primavera se presentó muy desapacible; lluvioso y ventoso, pese a estar muerta de frío siguió pareciendo un ángel sonriente subida a esos taconazos.

Y no solo el tiempo nos vino en contra, también tuvimos la mala suerte de quedarnos sin peluquero horas antes de la sesión, menos mal que teníamos el mejor de los equipos y todas pusieron de su parte para que esa ausencia no se notase en absoluto.

De la decoración se encargó Benito Nogales de 4youevents. Benito creó un ambiente maravilloso lleno de detalles y flores que sabe manejar a la perfección. Es alucinante ver como es capaz de preparar un arreglo floral o un bouquet en unos pocos minutos. Sin lugar a dudas lo suyo es un don.

Los complementos nos los trajo un encanto de persona; Rocío de CCM. Ella tiene una creatividad y unas manos increíbles de las que salen verdaderas obras de arte. Nos hizo tres coronas, tres joyas diferentes y todas preciosas.

El punto dulce nos lo puso Carmen de Aquarela Cakes, una persona con una sonrisa tan dulce como sus creaciones. Yo personalmente soy una enamorada de su trabajo y con esa tarta rosa decorada con flores y macarons me robó el corazón.

El maquillaje estuvo a cargo de Laura Pedraza de Makilla-T que como siempre hizo magia con sus brochas y dejó aún más radiantes a nuestras modelos.

En el último instante quisimos contar con una figura masculina para algunas de las fotos por lo que le pedí a mi hijo Alejandro que nos hiciera de “novio” (gracias corazón por prestarte a colaborar en las locuras de tu madre…y de Diana jijiji).

Quiero agradecer a todos los blogs que publicaron esta editorial por la repercusión y saber apreciar mejor que nadie el trabajo que hay detrás de algo así. Mil gracias a:

Lucía se Casa, Tul y Margaritas, Bodas con detalle, Tú Para CuándoEl Blog de Una Novia, Portalnovias.comWeddbook… y pido perdón si hay alguno a quien no menciné por desconocimiento.

Para terminar quiero decir que no siempre se tiene la suerte que tuvimos en esta ocasión. Este equipo humano superó todas mis espectativas por su talento, actitud y ganas de hacer las cosas bien, todos y cada uno de ellos no solo hace muy bien su labor sino que respeta y realza la de los demás y eso, por otras experiencias vividas no es tan fácil de encontrar y lo agradezco infinitamente. Ojalá tenga de nuevo la ocasión de volver a trabajar con todos vosotros porque valéis vuestro peso en oro. Un millón de gracias y un gran abrazo.

Toñi

PD: Os dejo enlace por si queréis ver a Mimi y Carolina hace unos añitos 😉





Créditos: Fotografía: @toniolalla | Decoración: 4youeventes @azdecora y @vinasantina | Complementos: @complementoscarmenmarcos | Maquillaje: @lauratmakilla | Dulces: @aquarelacakes (www.aquarelacakes.es) | Modelos: @lolaindigomusic Carolina C.V. y Alejandro G.Olalla  | Lugar: Hacienda San Luis de Mejina | Papelería: @diariodenovia  | Zapatos: @ursulaespaciodemoda | Coordinación y Organización: @diariodenovia y @toniolalla