Como se suele decir “en casa del herrero cuchillo de palo” y ese refrán me lo puedo aplicar porque yo que hago miles de fotos a mis parejitas de novios, a mí misma, o a nosotros mismos (mi Jose y yo) la verdad es que nos nos hacemos demasiadas, personalmente no soy nada aficionada a los selfies y me sobran dedos de una sola mano para contar los que me habré hecho en toda mi vida…soy un bicho raro, lo reconozco jeje, pero hoy lo que os venía a contar y enseñar es precisamente el arrebato “autofotográfico” que nos dió el otro día y del que tuvo la culpa Jose y ya veréis porqué, os cuento 😉 :
Pues llega él (que el día anterior había estado haciendo senderismo con unos amigos) y me comenta que muy cerca de casa, como a 20 minutos, había visto desde la carretera un campo de frutales en flor de un impresionante color rosa. Ese comentario provocó en mí una inmediata necesidad de fotografiar esa maravilla y como no tenía ningún “modelo” disponible, eché mano de mis potingues, me vestí enterita de rosa y nos subimos al coche en busca de ese precioso campo rosado.
Una vez en la zona, aparcamos lo más cerca que pudimos y empezamos a andar, que por cierto no he visto más cacas de vaca o caballo en mi vida jajaja y sorteando los “regalitos” ó “regalazos” anduvimos en dirección a la línea rosada, pero al acercarnos más “nuestro gozo en un pozo” ya que el terreno estaba vallado y era imposible acceder a él. Nos tuvimos que conformar con verlo de fondo y algo elevado con respecto a nuestra posición, pero bueno, ya lo veréis en las fotos.
Os sigo contando porque esto no termina aquí…no sabéis como entiendo a mis parejas cuando me dicen que no saben qué hacer delante de la cámara, porque yo sé dirigir y relajar a mis novios, pero ¿quien me dirige a mí? Pufff! Aprieto la boca, me entra la risa, no sé qué hacer!. Menos mal que me puse una falda de vuelo para al menos ocupar las manos jugando con ella jajaja
Para colmo no tenemos disparador y teníamos que enfocar primero y dejar la cámara en el trípode con el temporizador, así que tocó correr sin olvidar mirar al suelo jajaja la verdad es que nos lo pasamos muy bien 😉

jose-y-toni-1000Posando para enfocar

jose-y-toni-1001jose-y-toni-1002

Ayss que no nos aclaramos, ahora mira él a cámara, luego yo y Jose con los ojos cerrados jajaja

jose-y-toni-1003jose-y-toni-1004jose-y-toni-1007jose-y-toni-1008jose-y-toni-1009…Y después de unos cuantos intentos parece que vamos por buen camino 😀jose-y-toni-1010jose-y-toni-1012jose-y-toni-1013jose-y-toni-1021

jose-y-toni-1022¿Habéis visto que maravilla de fondo rosa? Qué pena no haber podido entrar!

jose-y-toni-1030jose-y-toni-1016jose-y-toni-1018jose-y-toni-1019

Esas fotos que tanto gustan a las novias con su ramo, a falta de flores…

jose-y-toni-1014 jose-y-toni-1000

Un par de fotos de él que no va de rosa pero también las merece

jose-y-toni-1024jose-y-toni-1025jose-y-toni-1026

Unas cuantas vueltas antes que se esconda el sol

jose-y-toni-1028jose-y-toni-1029

Me encantó el colorido de las fotos, esos colores que se consiguen cuando el nublado se abre justo en esa línea donde se pone el sol. Espero que a vosotros también os haya gustado.
Besos y abrazos.

Toñi