Para tener una sesión como esta no hace falta la proximidad de una boda, cualquier excusa puede ser buena para que tu pareja y tú os queráis ver bien en unas fotos especiales. Vuestros sentimientos plasmados en imágenes, será el mejor de los recuerdos y para eso nunca es tarde.